jueves, 7 de septiembre de 2006

Finde alpino en el Grosser Priel



El finde pasado (2-3 Septiembre 2006) teníamos pensado hacer el Grossglockner pero, para no variar, el tiempo ha sido un poco "brutal" para esta época del año y a nevado excesivamente por lo que la ruta estaba pelín peligrosa... así que con las mismas pues hemos cambiado!! Nuestro objetivo era el Grosser Priel (2.515m), en Oberösterreich (provincia al noroeste de Austria: el número 4 en el mapita de abajo), subiendo por la vía ferrata.


Austria y sus Provincias

El finde lo hemos pasado con Michi, Julia y Fernando así que muy agradable :-) Salimos el sábado por la mañana de Graz en dirección a la Totes Gebirge, una zona de los alpes más orientales, con la intención de "conquistar" el Grosser Priel (2.515m).


Julia, Matte, Fernando y una servidora con nuestro objetico al fondo: la cumbre más a la derecha en las fotos

La ruta la hemos hecho en dos días. El primero hasta el refugio
Prielschutzhaus (1.420m), donde nos quedamos a dormir, y el segundo (o al menos ese era nuestro plan) hasta la cumbre del Grosser Priel (2.515m). Por fin he conseguido estrenar el saco de dormir en refugios ("Hüttenschlafsack" en alemán). Qué ilu! hahaha! Ha sido mi primera noche en un refugio austríaco; la semana pasada estuve en uno italiano (en el Hochfeilerhütte), cuando estuvimos de vacas en Sudtirol.

Descanso a media subida. En el banco pone: "Gracias a Dios: un banquito!!"

El sábado salió un día fabuloso: sol radiante y ni una nube en el cielo!! Incluso hacía mucho calor! hahaha! No se si sería por las condiciones climáticas (calor del copón y muchísima humedas porque había cascadas por todos lados: el río Styer nace allí), por nuestro estado físico (la noche anterior habíamos estado de fiesta :-) o mental (creo que "la cama" llamaba bastante) pero el caso es que se nos hizo super duro. Cierto es que las 2:30h de subida eran DE SUBIDA! Madre del amor hermoso! Si es que no había ni un trecho en llano! hahaha! Ahora me río pero os podéis imaginar, no?? Un sofocón que yo creía que allí me quedaba y me tenían que venir a rescatar! hahaha! El caso es que logramos llegar al refugio Prielschutzhaus (1.420m) en muy buenas condiciones y tras alguna cervecita regeneradora y una medio ducha para quitarnos el sudor y refrescarnos pues... cenita al canto a eso de las 6 de la tarde! hahaha! Increible pero cierto! Nos super a gloria!! :-) Cenamos sopa de verdura y Schweinsbraten (cerdo asado). Todo ello regado de un riquísimo Zumo de sambuco/Cerveza/Cerveza de Trigo/Zumo de manzana natural/Mosto (con alcohol)... cada uno lo suyo, claro! Y de postre, para acompañar la partidita de UNO pues... unos Schnaps (chupitos, aguardiente) de Zwetschke (ciruela) y de Zirbe (pino suizo)... rico rico rico (como diría Carlos Arguiñano)!

Matte descansando tras llegar al refugio

Una tarde muy aprovechada: jugando al UNO y bebiendo cerveza

A las 21:30 de la noche ya estábamos de camino a la buhardila del refugio, donde estaba nuestra habitación, para dormir un poquito... estábamos reventaditos!!

Llegó la hora de dormir

Por supuesto, Matthias volvió a hacer de las suyas: esta vez no le ha pasado nada al coche sino a sus gafas! hihihi! :-) Las ha roto, pero ahora estás hiper-mega-modernas...yo creo que hasta va a implantar nueva moda! Se ha roto una de las patillas y ahora las lleva en plan monóculo pero con dos cristales :-) Si es que este hombre es de lo que no hay! Dios, cómo te quiero!! En resumen, que esta semana nos toca ir a comprar gafas! Yo ya me las compré la semanan pasada, pero hasta dentro de unos 10 días no me las dan... así que un poquito de paciencia, ok?

Matthias y sus gafas rotas

El domingo nos levantamos a las 6:15 de la mañana, tomamos un super desayuno (de buffet y todo) y empezamos a subir. Por supuesto, la subida era del tipo de la del día anterior... pero un poquillo peor porque un tramo era en plan todo pedruscones y... a ver quién sube más rápido en línea recta! hahaha! A todo hay que buscarle el lado positivo, no? Tras una hora de camino llegamos al principio de la Via Ferrata: mejor no os lo describo porque me pongo a llorar: una vertical de piedra en la que los agarres estaban unos de otros a un metro de distancia; climatología terrible: viento, frío y nubes muy negras en el cielo; la moral alta pero cada vez más cagados... Si a todo esto le sumamos que mientras sacábamos todo el materia (arnés, guantes, seguro, casco...) cayó una avalancha de piedras que nos pasó rozando... puf!! Mis piernas no paraban de temblar :-( Pero bueno, estamos hechos unos valientes y nos pusimos manos a la obra... poquito a poquito íbamos ascendiendo! Yo con crisis incluída en la que juré y perjuré que no volvía a aquel lugar! hahaha!

Preparándonos para subir: Julia, Matte, Michi y yo

Finalmente llegamos a un cambio de vertiente desde donde se veía el resto de la ruta: impresionantemente genial, con neveros y todo: una vertical imponente ... pero el tiempo cada vez era peor así que tras hacernos unas fotitos y tomarnos la "Gipfelbier" (cerveza que se toma cuando hacemos cumbre), muy a nuestro pesar tuvimos que darnos la vuelta y suspender la ascensión! A pesar de mis juramentos anteriores he prometido que volveré a conquistar el Grosser Priel: a mí se me va a resistir! hahaha! :-)

Disfrutando de nuestra cima particular

Todos acojonados mirando a nuestra derecha y Julia sonriente posando para la foto: en la foto de la derecha se aprecia por qué nosotros no estábamos tan contentos: debido al tiempo no podíamos hacer cumbre :-(

La bajada la hicimos bastante rápido: parecía que nos habían puesto un petardo en el culo! hahaha! Y para finalizar y relajar los músculos nada mejor que un remojón de pies en las aguas heladas del Styer... qué gustirrinín!! :-)

De vuelta a Graz, paramos en unas cascaditas del río Styer: preciosas, no?


Disfrutando de unas cascadas en el Styer: el amor se respira en el ambiente! :-)

Para rematar la jornada del domingo... un pollo asado a la cerveza y mousse de manzana de postre, en casa de Michi... DELICIOSO!! Y por fín he encontrado un Schnaps (chupito, aguardinte) que me gusta: el de Kirsche (cereza): suave, dulce y riquísimo de sabor! Exquisito!!

8 comentarios:

Lucía dijo...

Tú si que sabes montartelo los fines de semana!!! Besitos

Beita dijo...

Se hace lo que se puede :-) Cuando quieras lo hacemos juntas, eh??

NURIA dijo...

Estás hecha toda una escaladora.
Menudos sitios que véis!
Sigue disfrutando tanto de la vida.
Un besazo.

Beita dijo...

Si es que con los "profes" que he tenido, no se podía esperar otra cosa, no? :-)

carlos dijo...

Tienes la montaña en la sangre y eso se nota . Me alegro mucho de que lo pases tan genial, pero de lo que más me alegro es del buen rollito que teneis entre todos, sobre todo con Matte, como le llamas cariñosamente .
Muchos besos

Beita dijo...

Hombre, de alguien lo tenía que heredar, no? hihihi!

Anónimo dijo...

como te lo montas Bea...jejje...saludos desde Hamburgo

Bruno

Beita dijo...

Eres Bruno... el hermano de Mario?? Así que ahora andas por Hamburgo? Y qué estás haciendo: currando, estudiando..? Me alegro muchiiiiiiiiisimo de saber de tí! Escribeme un email y asi podermos hablar algo más!