jueves, 25 de enero de 2007

La sensación en las discotecas españolas

Aquí os presento a Pascal Kleiman, francés de 38 años y la rompe en los locales nocturnos españoles, tocando con los pies. Ved el vídeo y luego os doy más detalles.

Impresionante DJ, no?? La situación parece tan eufórica como en cualquier discoteca... si no fuera porque el hombre que pincha discos en la tarima no tiene brazos!!


Aquí os pongo un poquillo de su vida (via: TecnoCHICA)

Para él es completamente normal lo que hace y ni siquiera añora extremidades. “Nací así”, dice en tono seco. La razón: su madre consumió talidomida, una droga que comenzó a recetarse a embarazadas en los años 50 y que produjo malformaciones a los bebés.

“La música es mi vida”, confiesa al diario chileno "Las Últimas Noticias", por eso dejó atrás la licenciatura en derecho, y ahora se pasa la vida entre sus discos, su tienda en Valencia y sus dos hijos, de 7 y 1 años. Aunque sigue soltero.

Y es que él no quiere lástima, sino gente que esté dispuesta a gozar con su música.

Suena el punchi punchi y Pascal se maneja a la perfección con las pequeñas perillas de la mezcladora. Sentado en una superficie alta y plana, busca los discos, los mete y cuando cambia el efecto sonoro, levanta uno de sus pies y comienza a agitarlo tal como si siguiera el ritmo con un brazo. Luego enciende un cigarro y lo fuma con tranqulidad. La gente sigue bailando.

- Pascal, ¿cómo nació tu afición por ser DJ?

- Mi pasión por la música y la tecnología de vanguardia me condujo rápidamente a estrenarme como DJ. Empecé con un programa de radio en 1982 y con el movimento acid house en 1989 comencé a pinchar discos en varios clubs de mi ciudad, Toulouse, en Francia. Después con un amigo me fui en coche a España y me quedé.

- ¿Se te hizo muy difícil aprender a tocar con los pies?

- Es que de manera innata utilizo mis pies, como tú tus manos. Nunca hice terapias. Sólo tuve algunas trabas de tipo técnicas, pero luego me acostumbré. Además, el medio de los DJ's me respeta mucho. Para mí no importa la forma de pinchar discos, sino el resultado final, por eso me han invitado a tocar en varias ciudades de España, así como Italia e Israel.

- ¿Cómo fue tu debut? ¿Qué dice la gente cuando te ve?

- La primera vez que pinché fue muy excitante. Para un DJ nada puede reemplazar ese momento de hacer vibrar a tanta gente, está lleno de sensaciones fuertes… es mi droga! Y respecto de la gente, se sorprende, porque supongo que no se ve esto todos los días, pero luego se olvida de mí y disfruta. Insisto que para mí la manera de tocar carece de importancia. Los hago flipar (volar) con mi música, lo otro (el no tener brazos), es un añadido más al espectáculo.

2 comentarios:

Alba dijo...

Pues aun reconociendo que ese estilo de musica no goza de nuestras preferencias, cualquier persona que se atreve a realizar sus sueños superando ese tipo de dificultades, se merece un aplauso.

Un beso y un voto desde el agua

Beita dijo...

Tampoco es mi música favorita pero comparto tu opinión acerca de que quien consigar realizar sus sueños (y más si tiene dificultades) se merece un hurra!!